VOLVER

La zona franca aspira a extenderse fuera del Puerto de Santander

Se trabaja en buscar ubicación en la comarca del Besaya y el polígono industrial del Llano de La Pasiega

La inauguración de dos tanques de graneles líquidos en la Zona Franca del Puerto de Santander ha servido este sábado para poner en valor las actuaciones que se están llevando a cabo para incrementar la actividad portuaria. La presencia, además, del ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha servido para subrayar que desde el Gobierno de España el Puerto de Santander es considerado como una pieza importante. Y juto a ello, ha defendido la creación de un plan de futuro global para el puerto santanderino.

La puesta en marcha de los dos tanques permitirá almacenar 58.000 toneladas, y la vuelta a la actividad de Sniace ha permitido ya un primer embarque de linosulfito, 4.000 toneladas, estando previsto que la puesta en marcha de Viscocel aporte unas 35.000 toneladas adicionales. El primer cliente de estos depósitos ha sido Lingotech Ibérica, ya que ayer mismo se terminó de cargar un buque con 4.000 toneladas de mercancía para exportar.

Los dos tanques, con una capacidad de 3.257 metros cúbicos cada uno, han sido diseñados por Ratio Ingenieros y construidos por la empresa santanderina Arruti en un plazo de siete meses. Tienen 20 metros de altura, un diámetro de 14,4 metros, y están construido con acero de carbono.

La de Santander es una de las siete zonas francas existentes en España, entre las cuales ocupa el cuarto puesto en ranking de actividad y hasta noviembre de 2017 esta zona ha registrado «un incremento del 24% en la cifra de negocio y de un 72% en el movimiento de mercancías», lo que demuestra su «importancia para Santander y Cantabria».

El presidente de la entidad, Modesto Piñeiro, ha explicado que las nuevas instalaciones, que darán cobertura a buques a través del margen norte del Puerto y el Muelle de Maliaño, seguirán sumando otras nuevas. Y ha avanzado que, para 2018, se prevé una financiación de cuatro millones.

De otro lado, se explicó que se trabaja ya en la ubicación en polígonos industriales de la región de zonas francas para la instalación de empresas, lo que es posible aunque requiere medidas de riguroso control de acceso. En este sentido, el consejero de Industria, Francisco Martín, informó de que el Gobierno cántabro trabaja junto a la APS y la Zona Franca para busca una área de ampliación que puede ser en el Puerto o en la comarca del Besaya. La Consejería de Industria quiere que se instale en el futuro polígono industrial del Llano de La Pasiega, que será «un gran espacio logístico» con características «privilegiadas» porque está «a cinco minutos del Puerto y del aeropuerto, y por el que pasa una línea de ferrocarril que Fomento está mejorando».

Un plan de futuro global

Por su parte, el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, ha abogado por un plan director global y un «planteamiento de futuro» para el Puerto de Santander.

«Corresponde hacer un planteamiento en el futuro, como estamos haciendo en otros puertos en España, para, desde el Gobierno de España, plantear proyectos de futuro que den viabilidad al Puerto y favorezcan su competitividad. Estoy convencido de que sabremos hacerlo pronto», ha dicho De la Serna, antes de añadir que «el Puerto requiere del consenso de todos para obtener un futuro mejor».

En el acto también han participado el delegado especial del Estado en la Zona Franca, Fernando Cámara y la alcaldesa de Santander, Gema Igual. Y han estado otras autoridades, como el presidente de la Autoridad Portuaria de Santander, Jaime González, o el delegado del Gobierno, Samuel Ruiz. La alcaldesa de Santander ha manifestado que la Zona Franca es una «fuente de riqueza» para Santander y Cantabria y se ha congratulado de que el Puerto «siga creciendo y avanzando».

«No entendemos Santander sin el Puerto ni el Puerto sin Santander. No entendemos el inmovilismo en Santander, y por eso seguimos invirtiendo y mejorando», ha remarcado.

Imprimir Artículo